Noticias cristianas

San Otón de Bamberg. Santo del día 2 de julio.


San Otón de Bamberg (también llamado Otón von Bamberg en su idioma nativo) fue un obispo, misionero y santo alemán nacido en el seno de una noble familia del siglo XI. Nació en algún punto entre los años 1060 y 1061, en Mistelbach, Franconia. Fue hijo de una familia de la nobleza local, y desde muy joven, tuvo estrecho contacto con las altas esferas del poder político y eclesiástico del Sacro Imperio Romano Germánico. A sus 30 años, en 1090 entra bajo la orden del emperador Enrique IV, máxima autoridad del imperio. Once años después, ya en 1101, es nombrado canciller de la nación germana.

San Otón de Bamberg

Al año siguiente, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico nombra a San Otón de Bamberg obispo de Bamberg, en Franconia. Esto le otorga al futuro santo un estatus de Príncipe Alemán, un título sumamente codiciado en su tiempo. Su obispado estuvo signado por una alta participación política, diplomática y religiosa. Durante la Querella de Investiduras, un conflicto que se dio entre fuerzas papales y fuerzas imperiales, el santo en cuestión tuvo un papel importante en tanto intermediario. Ayudó, precisamente, al tratado de paz firmado entre las partes que se dio en 1121 y 1122.

Tuvo un estilo de vida simple y sin grandes pretenciosidades. Procuró llevar, lo que no proveía en su propia vida, al mundo exterior reconstruyendo catedrales y levantando templos. Bajo su obispado, Bamberg encontró una época de gran esplendor. Reconstruyó la Catedral de Bamberg, y numerosos templos e iglesias fueron erigidos en esa y otras ciudades aledañas, como Pomerania.

San Otón de Bamberg

Tuvo un papel muy importante en la erradicación del paganismo de Pomerania, que se había resistido de sobremanera a los intentos de evangelización previos.

San Otón de Bamberg muere un 30 de Junio de 1139, en Pomerania, actual Polonia. Desde entonces es reconocido en la ampliamente en la región de su muerte y Alemania.