Noticias cristianas

San Hilario de Aquilea. Santo del día 16 de marzo.


San Hilario de Aquilea. Fue un cristiano que se hizo diácono y luego obispo de Aquilea ejerciendo su ministerio con gran devoción. Fue célebre por haber soportado el martirio a causa de su fe cristiana y su temple en conservar sus cantos de alabanza a Dios, en plena tortura. Es el santo que conmemóranos el 16 de marzo.

san hilario de aquilea

La vida y martirio de San Hilario de Aquilea, estuvo fuertemente atada a la de otro santo de nombre Taciano, quien era su ayudante en todas las homilías que ofrecía. San Hilario de Aquilea, era también célebre por su bondad y entrega cristiana, su pasión y devoción por el estudio y predica de las sagradas escrituras, ya que, previo a su vida dedicada en pleno a la prédica sacerdotal, fue comerciante, prefiriendo dejarlo todo para dedicarse a consolidar su vocación y ejercer como obispo de manera ejemplar.

Su lugar de nacimiento, Aquilea, fue un municipio creado durante el imperio romano en el siglo I de nuestra era cristiana, ubicado al norte de Italia. San Hilario, era un hombre humilde, descendiente de una familia de dicha región, con apego a las enseñanzas cristianas y, de ese modo, fue educado dentro de la bondad, la caridad y obediencia a Dios.

san hilario de aquilea

Bajo el gobierno del emperador romano, Marco Aurelio Numeriano, se emitió un decreto que obligaba a la adoración de ídolos. San Hilario fue aprehendido y obligado a adorar una estatua de hércules y otros dioses, a lo cual se negó, motivo por el cual, fue sometido a las más cruentas torturas, pero esto, no logró doblegar la determinación cristiana de este santo mártir, quien prefirió soportar con resignación su martirio, antes que renunciar, por conveniencia y temor, a su fe.

Junto a San Hilario, de igual modo padeció el martirio su joven diácono y compañero de homilías, san Taciano, y ambos, además de otro grupo de mártires cristianos de Aquilea, fueron ejecutados bajo orden imperial, en una fecha equivalente al 16 de marzo del año 284. Sus cuerpos, fueron rescatados, pasados los días, y fueron enterrados cristianamente, pasando a la gloria de la santidad por su martirio.