Noticias cristianas

Santa Josefina Bakhita. Santo del día 8 de febrero.


Santa Josefina Bakhita. Fue una mujer religiosa sudanesa, santa contemporánea, que fue vuelta a la santidad por adoración del pueblo que vio acontecer su trasformación cristiana, conocida por su eterna bondad y espiritualidad, que la hicieron merecer el nombre de “La Hermana Universal”. Es la santa que conmemoramos el 8 de febrero.

santa josefina

Adentrarse en la historia de Santa Josefina Bakhita, es dar testimonio de una mujer que, sin haber materializado milagros palpables, refleja una existencia que, desde mucho antes de abrazar la fe cristiana, padeció el martirio, en ocasión de la barbarie y pérdida de humanidad en la cual caen muchas sociedades.

Santa Josefina Bakhita nació en Sudán, presumiblemente hacia el año 1869. Su infancia temprana trascurrió libre y feliz en su aldea, hasta que, a la edad de 9 años, resultó secuestrada por un grupo de comerciantes de esclavos pasando a padecer inenarrables torturas y malos tratos como esclava, en manos de varios amos.

Llegado el que sería el ultimo de sus cautiverios como esclavas, Santa Josefina Bakhita fue comprada por un noble hombre quien cambió radicalmente su manera de ver el mundo. Su testimonio de fe y devoción cristiana, nacen a partir de una liberación personal, enviada, sin duda alguna, por la misericordia de Dios y por la pureza de espiritual de esta santa mujer.

Con una nueva familia, Santa Josefina Bakhita viaja a Italia, donde es ingresada al convento de las Hijas de la Caridad de Santa Magdalena de Canossa, en Venecia, donde recibe los sacramentos, es bautizada y posteriormente ingresa en la congregación de las Hermanas Canossianas, donde pasa ser conocida como Sor Josefina.

santa josefina

La entrega, piedad y amor, así como la caridad y servicio a los pobres y desamparados que desarrolló y por lo que destacó Santa Josefina Bakhita, la hicieron merecer la veneración y gratitud del pueblo que la bautizó como “La Madre Morena”, convirtiéndola en referente por su testimonio vida y de la presencia de Dios en su corazón, sin la cual, ella misma afirmó, jamás hubiese podido superar las torturas que padeció durante su prolongada esclavitud en Sudan.

El 8 de febrero de 1947, falleció Santa Josefina Bakhita, en la ciudad de Schio, Italia. Su memoria fue honrada en octubre del año 2000, cuando fue canonizada por el Santo Papa Juan Pablo II.