Noticias cristianas

San Esteban de Hungría. Rey. Santo del día 16 de agosto.


San Esteban de Hungría. Llamado también “el Santo” o “el Grande”, fue el primer rey de Hungría, y fue el famoso santo logró convertir a todo el reino de Hungría al catolicismo. Conmemoramos a este santo el día 16 de agosto.

san esteban de hungría

Este santo que sería nombrado rey, nace como Vaik, siendo hijo del duque Geza, quien termina casándose con una princesa cristiana, y por esta razón, acepta que su hijo sea educado dentro de la fe cristiana, siento luego este bautizado durante su adolescencia, adoptando el nombre de Esteban.

Su guía espiritual y gran maestro, sería el santo obispo de Praga, Adalberto, y con los años, contrae matrimonio con Gisela, quien fue la querida hermana de San Enrique de Alemania. Para el año 997, San Esteban de Hungría hereda el gobierno que le ha dejado su padre, y dirige con honor al pueblo húngaro.

Su primera gran obra como gobernador del pueblo húngaro, sería unir la política y la religión. Por esta razón, San Esteban envía a San Astric, su más grande colaborador y fiel monje húngaro a Roma, y este termina siendo nombrado por el mismo Papa Silvestre II como obispo, y le da el sagrado poder de consagrar a otros obispos húngaros. Igualmente, le haría entrega de la sagrada corona, con la cual San Esteban de Hungría sería coronado como rey de Hungría en la Navidad del año 1000, bajo el título de “Rey Apostólico”. 

san esteban de hungría

San Esteban se empeñaría en hacerle honor a este título, y se dedicó durante todo su reinado a evangelizar al pueblo húngaro. Su amor a la religión cristiana, y su fe eran tan grandes, que todos los sacerdotes y obispos lo trataban con sumo respeto. Esteban sentía además, un gran cariño hacia la Santísima Virgen, llegando a levantar numerosos templos en su honor, y solía acudir a esta en momentos de dificultad.

San Esteban de Hungría, también fue muy querido y recordado por su pueblo gracias a sus bondadosas limosnas, además, su amor al prójimo era tal, que se dedicaba personalmente a atender a su preciado pueblo, y prestaba especial ayuda a los más pobres y necesitados.