Noticias cristianas

San Gabriel de la Virgen de los Dolores. Santo del día 27 de febrero.


San Gabriel. Nacido bajo el nombre de Francesco Possenti, San Gabriel fue un religioso que habría nacido en Asís, un 1 de marzo del año 1838. Canonizado en 1920 por la Iglesia Católica, es celebrado por su santidad el día 27 de febrero.

san gabriel

A la temprana edad de 4 años, San Gabriel quedaría huérfano de madre, por lo que su padre se ocuparía de darle una buena educación él sólo, enseñándole igualmente sus correcto valores cristianos, que lo ayudarían a ir formando su fuerte carácter, pues solía estallar en arranques de ira y mal genio.

San Gabriel era conocido por su animada personalidad, muy fiestero y popular entre las jovencitas por tener una gran agilidad al bailar. Al terminar su bachillerato, y a punto de comenzar sus estudios en la universidad, San Gabriel comenzaría a sufrir de una muy grave enfermedad, por lo que el joven le prometería a Dios que si lo liberaba de aquel mal, se convertiría a religioso, y una vez sanado, olvidaría su promesa y continua con su vida mundana.

Caería por segunda vez en una enfermedad mucho más grave que casi lo lleva a su muerte, y volvería con la misma promesa, y esta vez curado, ingresaría a como jesuita, pero no se apartaría del todo de las fiestas. Finalmente, un inesperado día, comenzaría a desatarse la peste del cólera, llevándose con esta a una de sus hermanas, la más querida, y es en ese instante que San Gabriel considera que es un llamado muy serio por parte de Dios, y decide entonces entrar en un convento mucho más riguroso.

san gabriel

Aquel cambio de la vida religiosa, en un convento que practicaban el ayuno y la alimentación llegaba a ser poco variada y muy tosca, sería muy brusco para el joven fiestero, pero a pesar de eso, nunca se quejó, estaba muy concentrado en seguir su misión y adoración a la Virgen María, cambiando entonces su nombre a Gabriel de La Dolorosa.

 Finalmente, es atrapado por la mortal enfermedad de tuberculosis, muriendo un día 27 de febrero de 1862, luego de haber recibido los santos sacramentos y pediría perdón a todos por cualquier mal ejemplo que les hubiera podido mostrar.