Noticias cristianas

Compasión cristiana y oración por las víctimas del tiroteo en Florida


Noticias Cristianas. Ante la dolorosa masacre ocurrida en una escuela secundaria de Parkland, al sur del estado de Florida, en los Estados Unidos, a tempranas horas de la tarde de este martes 14 de febrero, que dejó un saldo de 17 víctimas mortales y al menos una veintena de heridos, Monseñor Thomas Wenski, arzobispo de la ciudad de Miami, exhortó a la población a mantenerse fuertes y no ceder espacios ante las muchas expresiones del mal.

florida

Aconteció que un ex alumno de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, Florida, que posteriormente fue detenido e identificado como Nikolas Cruz, de 19 años, disparó contra estudiantes de dicha escuela, con el saldo de esta tragedia sin sentido que enluta las familias de las víctimas y deja una herida abierta en toda la comunidad.

La masacre en Florida nos requiere fortaleza y nos obliga a no ceder espacios al mal.

Monseñor Wenski, a través de un comunicado pidió “Rezar por la unidad en la búsqueda de una de una sociedad con menos tragedias causadas por la violencia sin sentidos en el uso de las armas de fuego”.

florida

Ante los hechos ocurridos en Florida, Mons. Wenski manifestó su gran tristeza por la tragedia que hoy comprime de dolor a los familiares de las víctimas y pidió oraciones a toda la comunidad cristiana por los afectados de esta violencia sin sentido, por sus familiares, seres queridos, socorristas y por toda la comunidad del Sur de Florida.

Unidos en comunidad cristiana, elevemos oraciones por las víctimas en Florida

La fortaleza es el don del valor y la constancia en la lucha contra el espíritu del mal y es precisamente en momentos de tentación y sufrimiento, cuando los cristianos corren el riesgo de dudar o ceder en su fe.

florida

La fe cristiana nos ha revelado y prometido el Espíritu Santo como fuente de fortaleza espiritual, consolador y defensor, por lo que Monseñor Thomas Wenski, invocó la ayuda de Dios para permanecer fuertes y resistir el mal en todas sus manifestaciones exhortando a mantener la esperanza en la resurrección prometida.