Noticias cristianas

San Blas, obispo de Sebaste. Santo del día 3 de febrero.


San Blas, obispo de Sebaste. Blas de Sebaste, venerado comúnmente como San Blas, fue un obispo y médico en Armenia, mártir y fiel cristiano. Sería torturado durante la época del emperador romano Licinio, en medio de las persecuciones que se realizaron contra los cristianos a principios del siglo IV. Se ha convertido entonces en el santo que festejamos el día 3 de febrero.

san blas

En un principio, San Blas ejercería sus dones de medicina, y durante sus consultas, aprovecharía para hablarle a sus pacientes sobre el camino a la cristiandad y a Jesucristo, logrando conseguir varios adeptos a la religión; sería en ese momento cuando el pueblo reconocería su santidad y lo elegirían obispo.

 Durante la persecución por parte de Diocleciano, San Blas terminaría por refugiarse en una cueva ubicada en la montaña, desde allí dirigiría y animaba a todo cristiano que se acercara por consejo, y por las noches bajaría para asistir y consolar a los presos por la cruel persecución, y les llevaría también la Sagrada Eicaristía. 

Según una leyenda, en aquella cueva llegaban animales heridos y moribundos, y el santo los curaría milagrosamente. Un día vio que por la cuesta llegaban unos cazadores del gobierno, entonces San Blas espantaría a las fieras para alejarlas, y de esta forma las salvaría de ser cazadas, por lo que los cazadores en venganza, lo capturan y llevan preso.

san blas

Se dice que cuando llegó preso a la ciudad, todo el mundo, incluso no creyentes, lo aclamarían como un verdadero santo y gran amigo del pueblo. Fue entonces cuando el gobernador intentó ofrecerle regalos y recompensas si renunciaba a sus creencias, a lo que San Blas se niega, y el gobernador en su enojo, ordenaría que el santo fuera apaleado brutalmente, desgarrando su espalda con garfios. Se dice que el santo jamás se quejó ante estas torturas, sino que rezaba noblemente por sus verdugos y por la fe de los cristianos. Incluso durante su martirio, muchos fieles serían testigos de diversos milagros que el santo realizó hasta que fue cruelmente ejecutado.