Noticias cristianas

El Vaticano rechaza el abuso sexual


Noticias cristianas. El Cardenal Pietro Parolin, quien es el secretario de Estado del Vaticano, reafirmó los esfuerzos que se encuentra realizando la Iglesia para lograr la erradicación del abuso sexual a menores de edad cristianos. Los trabajos e investigaciones para poder acabar con estos hechos que empañan a la Iglesia Católica aún se encuentran en marcha. Afirmó el compromiso con la Santa Sede.

Durante una conferencia que se realizó en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, durante el Congreso Mundial la dignidad del menor en el mundo digital, El Cardenal Parolin señaló su rechazo al abuso sexual en menores de edad. Ya que “constituye un fenómeno inmensamente vasto y extendido”. Que incluso la Iglesia ha sido protagonista de algunos hechos de abuso sexual por sus sacerdotes u obispos.

El Cardenal Pietro Parolin, quien es el secretario de Estado del Vaticano, reafirmó los esfuerzos que se encuentra realizando la Iglesia para lograr la erradicación de los abusos

Es importante proteger a los menores

Es importante brindarle la protección adecuada a los menores que son abusados sexualmente. Actualmente esto es muy importante. Ya que vivimos en un mundo donde las nuevas tecnologías son desarrolladas a un ritmo acelerado. “Las dinámicas que mueven el desarrollo técnico y económico parecen imparables. Como sabemos, generalmente se dirigen y son impulsados por intereses económicos y también políticos muy poderosos. De los que no nos debemos dejar dominar”.

También, el Cardenal cristiano dio a conocer que actualmente se vive una creciente evidencia de una creciente “plaga de ofensas a la dignidad de los menores. Como muchos otros problemas dramáticos del mundo actual”.

El Cardenal Pietro Parolin, quien es el secretario de Estado del Vaticano, reafirmó los esfuerzos que se encuentra realizando la Iglesia para lograr la erradicación de los abusos

El fondo del problema

Durante el final del discurso, el Cardenal Parolin explicó el fondo del problema. Y es que se encuentra en la corrupción y perversión del deseo sexual. “La fuerza del deseo sexual que se alberga en el fondo de la mente y del corazón humano es maravillosa y grande… pero puede también ser corrompida y pervertida para convertirse en una fuente de sufrimiento y abusos indescriptibles”.

Dejar una respuesta