Noticias cristianas

Hoy se celebra la festividad de los Santos Cosme y Damián


Cada 26 de septiembre la Iglesia Católica celebra la festividad de los Santos Cosme y Damián. Si te interesa conocer acerca de ambos Santos, continúa leyendo y descubre cómo fueron sus vidas y qué milagros concedieron.

Cosme y Damián fueron dos hermanos gemelos originarios de lo que hoy es actualmente Arabia Saudita. El significado de sus nombres es el siguiente; Cosme significa “bien presentado”, mientras que Damián se traduce en griego como “domador de sí mismo”.

Hoy se celebra la festividad de los Santos Cosme y Damián

Médicos desinteresados

Ambos se dedicaron a la medicina y fueron muy célebres debido a que ejercían su profesión de manera desinteresada. Los médicos no cobraban a los enfermos que atendían. Esto los convirtió, posteriormente, en patronos de los médicos, de los cirujanos y de los farmacéuticos.

Uno de los milagros concedidos por los gemelos, fue el trasplante de una pierna de un criado de origen africano. Además de este milagro, Cosme y Damián han concedido curaciones a gran cantidad de personas a nivel mundial; incluso luego de la muerte de los hermanos.

Los posteriormente Santos fueron encarcelados y torturados. Sin embargo, sobrevivieron a todo tipo de daño. Esto produjo que el gobernador de Cilicia, zona donde vivían los médicos, decidiera la decapitación de ambos con una espada. Sus cuerpos fueron sepultados en Siria, país del Oriente Medio, donde el pueblo comenzó a venerarlos y, años después, se construyó una basílica en su honor.

Hoy se celebra la festividad de los Santos Cosme y Damián

Iglesias llevan el nombre de Cosme y Damián

El culto a Cosme y Damián no se limitó al sirio, la veneración continuó hacia los fieles en Roma. Hoy en día, diversas capillas e Iglesias están dedicadas a este par de hermanos gemelos Santos. En España; por ejemplo, hay más de diez templos cristianos que llevan su nombre, igualmente en Alemania, Italia, Argentina, Croacia y Brasil hay santuarios dedicados a los santos Cosme y Damián.

Dejar una respuesta