Noticias cristianas

San José María de Yermo y Parres. Santo del dia 20 de septiembre


Hoy se conmemora la vida de San José María de Yermo y Parres, padre dedicado a difundir la palabra del Señor como presbítero cuya obra le llevo a realizar numerosas contribuciones para ayudar a los necesitados incluyendo la fundación de una congregación en servicio de Las Siervas del Corazón de Cristo y los Pobres, obteniendo excelentes respuestas de la comunidad y obteniendo el apoyo necesario mientras inspiraba consciencia para ayudar al prójimo.

Nacido en el año 1.851, en la tierra de Puebla, México, se enfrentaría al mundo sin su madre, la cual partiría al encuentro con el Señor a tan solo dos meses de nacer el pequeño José, siendo tomado en brazos por su tía, quien le criaría de manera noble y siempre pensando en la necesidad de infundir en el niño el amor del Señor junto a su padre. Los valores de José le llevarían a comprometerse rápidamente con el cristianismo y una creciente fe.

El cambio de camino de San José María de Yermo y Parres

El estudio era una característica que se le facilitaba a José, siendo un joven prodigio y realizando sin dificultad todos sus cursos hasta obtener el reconocimiento del emperador en México, Maximiliano I. En el año 1.867 se le permite su primer intento de acercamiento con Dios al ingresar en un convento religioso, sin embargo, las costumbres en este lugar no serían de su agrado, causando en el joven diferencias hasta tomar una vía eclesiástica alterna.

La vocación definitiva

Convertido en sacerdote en el año 1.879, el ahora padre José se dirigía en una ocasión a los barrios de mayor humildad, conociendo entonces el propósito de ayudar el resto de su vida a los pobres y desamparados, fundando un convento para cuidar de las mujeres maltratadas por prostitución. Finalmente, falleció en el año 1.904, siendo canonizado por Juan Pablo II en el año 2.000.