Noticias cristianas

Beato Francisco Zanfredini. Santo del día 05 de agosto


Hoy se conmemora la obra del Beato Francisco Zanfredini, ejemplar servidor del Señor quien destaco como figura humilde, donando toda posesión que tuviese para dedicarse a la soledad como eremita, mostrando nuevamente una conducta digna de admiración, siendo un hombre penitente que se concentraba en la oración continua, logrando numerosas obras benéficas durante más de cincuenta años.

Nacido en el año 1.270, en Italia, también conocido como Cecco, proveniente de Pesaro, fue un niño afortunado al ser hijo de padres con grandes riquezas que, en su amor hacia su hijo tomaron la decisión de otorgarle una herencia enorme. El joven sentía que el camino que le indicaban sus padres no era el correcto, tomando consciencia del bien que podía hacer con tantas riquezas y conociendo la gracia del Señor en el camino.

La vida eremita del Beato Francisco Zanfredini

Francisco completamente seguro de su decisión, tomo la herencia y la repartió entre toda persona pobre que encontrara, retirándose a la soledad eremita, no sin antes ingresar en una Orden para consagrar su vida ante el Señor. Para las personas el bien que el joven había realizado era digna de ejemplo y pronto los seguidores comenzaron a surgir, mostrándose el beato muy agradecido y recurriendo a la limosna para alimentarles.

El bien de una vida servicial

Durante cincuenta años se dedicó el beato con gran pasión a la enseñanza en una vida libre de tentaciones, siendo un poco extremista en algunas ocasiones según sus biógrafos. En una ocasión se cuenta la sobrenatural acción que desato tras presenciar el injusto asesinato a un pollo para alimentarle, orando en profundo arrepentimiento hasta ser escuchado por el Señor, devolviéndole la vida. Finalmente, el beato partió en el año 1.350, siendo canonizado por Pio IX en el año 1.859.