Noticias cristianas

San Marino de Cesarea. Santo del día 3 de marzo


San Marino de Cesarea fue un soldado que vivió durante el siglo III y es venerado como santo por la Iglesia Católica.

Un soldado cristiano

San Marino nació en una familia noble hacia principios del siglo III en Cesarea, que era una colonia romana que pertenecía a la provincia de Palestina.

Aunque no se sabe mucho acerca de su vida, se conoce que era un soldado que formaba parte del ejército romano, y desempeñaba con mucho rigor su labor, motivo por el que iba a ser ascendido a centurión.

Sin embargo, había un hombre que sentía rivalidad por San Marino, de manera que se opuso a que fuera nombrado centurión porque era cristiano, y uno de los deberes de los que tenían este puesto es que debían hacer sacrificios paganos ante el emperador, ya que así lo establecían las leyes romanas.

San Marino fue llevado ante el gobernador Aqueo para ser interrogado por estas acusaciones. Allí confesó su fe cristiana, pero el gobernador le dio un tiempo para que reflexionara, creyendo que así podría cambiar de opinión.

Morir por la fe

san marino

El Obispo de Cesarea se encontraba en las puertas del lugar donde fue el juicio, San Marino se le acercó, y se fueron juntos a la iglesia.

Allí el obispo le dijo que tenía que escoger entre su fe y su posición como soldado, a lo que San Marino contestó sin vacilar que prefería seguir a Dios.

De manera que regresó al juicio, y allí volvió a proclamar que era cristiano y se negaba a adorar a deidades paganas.

Por lo que San Marino fue condenado, y murió decapitado hacia el año 260 en Cesarea. A su martirio asistió San Asterio de Cesarea, que era un senador romano cristiano. Tomó el cuerpo de San Marino, lo envolvió y lo sepultó cristianamente.