Noticias cristianas

Santa Inés. Santo del día 21 de enero


Santa Inés fue una virgen romana que murió martirizada durante la persecución de Diocleciano. Es venerada por la Iglesia Católica como una de las grandes mártires de la historia.

Fidelidad a Dios

Santa Inés vivió a principios del siglo IV, proveniente de una noble familia romana. Desde muy pequeña manifestó su fidelidad a Cristo, y aunque tuvo muchos pretendientes, los rechazó a todos por ser fiel amante de su Salvador.

El hijo del prefecto de Roma era uno de sus pretendientes, pero al ser rechazado, la denunció a su padre y la acusó de ser cristiana.

En ese tiempo los cristianos estaban siendo perseguidos por orden de Diocleciano, y muchos eran condenados a muerte si no abandonaban su fe y adoraban a dioses paganos.

De manera que Santa Inés fue juzgada y sentenciada a vivir en un prostíbulo. Pero ella permaneció intacta y milagrosamente se mantuvo virgen.

Condena y martirio

santa inés

Aunque Santa Inés fue expuesta desnuda, de acuerdo a las Actas de su martirio, sus cabellos le cubrían el cuerpo, y un hombre trató de abusar de ella pero quedó ciego. Posteriormente, las plegarias de la joven le devolverían la vista.

El prefecto de Roma al ver que la joven permanecía fiel a sus creencias, no desistió y entonces Santa Inés fue condenada a muerte.

Al momento de la ejecución, el verdugo trató de que ella abjurase, pero Santa Inés pronunció sus últimas palabras manifestando su fidelidad a Dios.

Santa Inés murió martirizada el 21 de enero del año 304, cuando tenía aproximadamente 13 años. Su veneración se extendió por la región, y la hija de Constantino mandó a edificar una basílica en su honor en la Vía Nomentana, que fue su lugar de sepultura.

Es una santa que ha sido representada en numerosas obras de arte que datan de la Edad Media, así como varias estatuas y relicarios en su nombre.