Noticias cristianas

San Antonio Abad. Santo del día 17 de enero


San Antonio Abad fue un monje cristiano del siglo III que abandonó sus bienes para vivir como un ermitaño.

Vida eremítica

san antonio

San Antonio Abad nació en Comas, un pueblo del Bajo Egipto, el 12 de enero de 251. De acuerdo a la historia, vendió todos sus bienes a la edad de 21 años y entregó el dinero a los pobres, con el propósito de irse a vivir en soledad.

Llegó a una comunidad local donde hizo una vida ascética y dormía en una cueva sepulcral. Su fama como hombre austero y santo hizo que atrajera numerosos discípulos que querían aprender de él.

De manera que se dedicó a ayudar a otros ermitaños con relación a la vida espiritual que podían tener en el desierto, por este motivo se le considera como el fundador de la vida eremítica.

Continuó de esta manera hasta que él mismo decidió irse a la completa soledad del desierto para vivir en austeridad y dedicado a la oración y a la penitencia.

Tentaciones

La vida de San Antonio Abad está relatada en la obra de san Atanasio, donde describe que el santo fue tentado por el demonio mientras estuvo en el desierto.

San Jerónimo también hace mención a San Antonio Abad en su obra, donde describe que el santo era el mentor de Pablo el ermitaño, y ambos eran alimentados por un cuervo que les llevaba pan.

San Antonio Abad decide abandonar su retiro por un breve momento para dirigirse hacia Alejandría donde predica en contra del arrianismo.

Decide volver a retirarse cerca del Mar Rojo, para estar en absoluta soledad y continuar con su vida eremítica.

San Antonio Abad murió el 17 de enero de 356 a la edad de 105 años en Monte Colzim, Egipto. Su vida es recordada como un ejemplo de santidad y piedad cristiana para todos los fieles.