Noticias cristianas

San Leonardo de Puerto Mauricio. Santo del día 26 de noviembre


San Leonardo de Puerto Mauricio fue un fraile franciscano conocido por su intensa labor de predicación y por haber ideado y propagado la idea del Via Crucis.

Vida consagrada

Nació el 20 de diciembre de 1676 en Puerto Mauricio en Génova, Italia. Fue bautizado con el nombre de Paolo Gerolamo. Su madre muere cuando el tenía 2 años y su padre se vuelve a casar.

Su padre fue quien le inculcó sus valores religiosos, y fueron el fundamento de su vida. A los 12 años, San Leonardo es enviado a Roma a vivir con su tío para poder estudiar filosofía y literatura.

A los 19 años, siente la vocación de seguir sus ideales y es admitido como novicio en el Orden Franciscano. Es ordenado sacerdote a los 26 años.

Regresa a su ciudad natal por causa de una enfermedad, y está allí desde 1704 hasta 1709 cuando se sana milagrosamente.

Posteriormente es enviado a Florencia por sus superiores franciscanos para fundar un convento, y allí comienza su vida de apostolado, donde se dedica a predicar sermones para que los ciudadanos se vuelvan al camino de Dios.

Un ferviente predicador

San Leonardo de Puerto Mauricio

La gente se agrupaba y ansiaban oír los sermones de San Leonardo a cualquier lugar donde fuera. Tanto fue su éxito con sus prédicas que le concedieron facultades para ejercer su apostolado por toda la región de la Riviera de Poniente.

San Leonardo viajó a realizar varias misiones en diferentes ciudades y pueblos de Italia, y fue muy conocida su labor en la pacificación con sus sermones.

Era un predicador incansable, un fiel devoto de la Virgen y fue apóstol de las Tres Avemarías. Recorrió Italia por cuarenta años y predicó en 339 misiones.

Su predica más famosa fue la del Viacrucis en el Coliseo el 27 de diciembre de 1750, y desde año se realiza esa tradición piadosa.

San Leonardo murió en su amado Convento de San Buenaventura en Roma, el 26 de noviembre de 1751. Fue canonizado por el Papa Pío IX el 29 de junio de 1867.