Noticias cristianas

Santa Isabel de Hungría. Santo del día 17 de noviembre


Santa Isabel de Hungría fue una mujer cristiana devota que dedicó su riqueza a los pobres y a la atención de los más necesitados.

Vida en la realeza

Isabel nació en el año 1207 siendo hija del matrimonio entre el rey Andrés II de Hungría y Gertrudis de Merania.

Creció junto a sus hermanos en la corte y desde muy joven su padre la prometió con el hijo de los Duques de Turingia. Cuando cumplió 14 años contrajo matrimonio con el Landgrave Luis de Turingia-Hesse, y a pesar de que fue un matrimonio arreglado, ambos se amaron y vivieron felices. Al año siguiente se convirtió en madre de un varón.

Caridad cristiana

Santa Isabel de Hungria 17 noviembre

Se caracterizó por ser una mujer muy generosa y por repartir sus riquezas con los pobres, algo que a su marido no le incomodaba porque sabía que eso les traería recompensa eterna. De manera que juntos se apoyaron en las labores de donación por sus fieles convicciones cristianas. Luego, a los 17 años, tuvo su segundo embarazo dando a luz a una niña.

Por causa de las calamidades que azotaron a Turingia, Isabel solicitó construir un hospital debajo del castillo de Wartburgo, y se encargaba de visitar a los enfermos todos los días para atenderlos.

Su vida cambió totalmente cuando su esposo Luis murió por causa de una plaga cuando se dirigía a la Sexta Cruzada. Tres semanas después nacería su tercera hija, que sería enviada al claustro de las monjas.

Después de enviudar se fue a Marburgo, donde murió por causa de una enfermedad a los 24 años de edad, el 17 de noviembre de 1231.

Santa Isabel de Hungría fue canonizada en el año 1235 por el Papa Gregorio IX, y durante la ceremonia se le refirió como «la más grande mujer de la Edad Media de Alemania». Su culto se extendió de manera muy rápida por varias regiones de Europa después de su canonización y pasó a ser la patrona de la Orden de los Caballeros Teutónicos.