Noticias cristianas

San Martín de Porres. Santo del día 3 de noviembre


San Martín de Porres fue un religioso peruano que se caracterizó por su humildad y fue el primer santo mulato de América.

Vida humilde y ejemplar

Martín nació el 9 de diciembre de 1579 en Lima, hijo de un español noble burgalés y una negra liberta, que vivieron en concubinato y tuvieron solo dos hijos.

Durante su infancia y adolescencia recibió la educación cristiana por parte de su madre, pero experimentó la pobreza y las limitaciones que eran propias de su comunidad de raza negra.

Sin embargo, esto no le impidió formarse para el trabajo, ya que aprendió el oficio de barbero, auxiliar práctico y herborista, y esto le permitió ayudar a muchas personas, en especial a los pobres que no podían pagarle.

Amor por los pobres

San Martin de Porres 3 de noviembre

A los 15 años entró en la Orden de Santo Domingo de Guzmán como terciario, donde trabajó por varios años hasta ser admitido como hermano en el año 1603 y tres años después se convirtió en fraile.

Fundó el Asilo y Escuela de Santa Cruz con la ayuda de varios ricos de la ciudad, donde recibía a huérfanos, vagos y limosneros para ayudarlos.

De manera que se caracterizó por su trabajo humanitario bien hecho, y también por ser un vivo ejemplo del ejercicio de la caridad del amor a Jesucristo.

Curaba a los enfermos aplicando los remedios que había aprendido por su oficio y también con la oración de fe que le permitió lograr en algunas ocasiones lo improbable.

A los 60 años cayó enfermo y supo que era el momento de encontrarse con su amado Señor. Murió el 3 de noviembre de 1639 en la Ciudad de los Reyes, y su muerte causó mucha conmoción en el lugar por ser tan apreciado por los locales.

San Martín de Porres fue beatificado por el Papa Gregorio XVI el 29 de octubre de 1837 y posteriormente canonizado por el Papa Juan XXIII el 6 de mayo de 1962.