Noticias cristianas

San Cristóbal de Licia. Santo del día 10 de julio.


San Cristóbal de Licia (también llamado Agios Christóforos, en su tradición griega y latina) fue un santo y mártir que vivió, posiblemente, en algún momento del siglo III o IV. Su figura está cargada de leyendas, habiendo a día de hoy muy pocos datos existentes sobre quien fue o de donde vino.

San Cristóbal de Licia

Normalmente se lo piensa como un hombre muy alto (las leyendas cuentan que medía más de dos metros de altura), e inmensamente fuerte y corpulento. Suele decirse que es oriundo de Canaán. Su nombre original fue Reprobus. Al principio, San Cristóbal de Licia sintió el deseo de servir al rey más grande que existiera sobre la tierra. Esto le impulsaría a iniciar un viaje que lo llevaría por muchos lugares del mundo antiguo.

Cuenta la leyenda que San Cristóbal de Licia buscó servir a un rey que tuvo la fama de ser uno de los más grandes y poderosos de su tiempo. Sin embargo, Cristóbal vio en él la debilidad de un alma que no podía ver imágenes del diablo sin persignarse. Esto le lleva a buscar, entonces, al denominado “diablo” para así servirle. En el camino se topa con un malhechor y su banda, que decían que su líder era el diablo. Pero este no podía evitar horrorizarse ante la imagen de Cristo.

San Cristóbal de Licia

San Cristóbal busca servir a Cristo, y luego de muchos intentos, descubre que una manera de servirle es conduciendo una barca por un rio muy embravecido y peligroso para los cristianos. Allí, el Santo se topa con un niño que le pide tránsito.

Así lo hace, y en el proceso se da cuenta el Santo que este niño pesa como el mundo y mucho más. Cuando lo deja al otro lado de la orilla, el niño se presenta como Cristo, y desaparece.

San Cristóbal muere martirizado en medio de las persecuciones contra cristianos de su tiempo.