Noticias cristianas

San Aventino de Larbost. Santo del día 13 de junio.


San Aventino de Larbost fue un personaje, santo y mártir muy importante de la región de Larbost, donde, a día de hoy, sigue siendo objeto de mucha veneración. Nació en algún momento del siglo VIII, muy probablemente en el 782, en un terreno conocido como Bagnères-de-Luchon, Larbost, Francia. Pese a las preferencias de su familia, Aventino siempre tuvo vocación por la vida sacerdotal, haciéndose monje en algún punto de su historia. Decide que lo mejor sería hacer vida eremítica en las Granges d’Astau.

San Aventino de Larbost

Muchas son las leyendas erigidas alrededor de su figura. Se cuenta que un oso, con una astilla encajada en uno de sus apéndices, fue encontrado por el Santo, siendo este el encargado de retirarle la astilla. El oso simplemente se retiró, sin hacerle daño.

San Aventino de Larbost dedicó gran parte de su vida a la predicación y a la conversión de muchos infieles, aumentando el número de adeptos al cristianismo. En una de las incursiones musulmanas en la zona, San Aventino de Larbost fue capturado y encarcelado en la Torre del Castel-Blancat. La leyenda cuenta que el Santo subió a lo alto de la torre, se lanzó y se dejó llevar por el viento, atravesando el valle y aterrizando suavemente en una roca que, a día de hoy, todavía cuenta con su huella.

San Aventino de Larbost

Estos acontecimientos no detendrían a Aventino en su labor predicadora, siendo posteriormente vuelto a encarcelar. Esta vez, sus carceleros no dudarían en decapitarlo. Se cuenta que cuando su cabeza cayó al suelo, su cuerpo la recogió y anduvo algunos pasos más adelante. Luego caería irremediablemente al suelo, donde yacería muerto. Este hecho fue visto como un augurio o una intersección divina, siendo enterrado en ese mismo lugar.

Años después, su lugar de sepultura sería redescubierto, siendo convertido posteriormente en el epicentro de la comuna francesa Saint-Aventin.