Noticias cristianas

San Antonio María Gianelli. Santo del día 7 de junio.


San Antonio María Gianelli fue uno de los santos nacidos en los convulsos finales del siglo XVIII. Nacido en 1789, se crio dentro del seno de una familia bastante humilde en Cereta, un pueblo de Italia. Su familia labraba la tierra, siempre bajo el patronazgo de una familia mucho más acaudalada. Como tal, sus estudios darían comienzo en una pequeña escuela para niños fundada por un párroco.

San Antonio María Gianelli

Seria hasta la mayoría de edad en donde San Antonio María Gianelli dedicaría su tiempo ora al labrado de la tierra, ora a los estudios, ora a la oración.  Sería, sin embargo, años después en donde la dueña de las tierras labradas por esa familia, una millonaria genovesa, facilitaría el ingreso de Antonio al Seminario de Génova.

San Antonio María Gianelli

Durante varios años, Antonio María Gianelli se dedicaría a la formación y la docencia. Siempre habría en sus trabajos como pedagogo un tanto de su legado de cultivador de la tierra; vería su trabajo como algo en donde siempre hay algo que cultivar. Ejercería como profesor en el Colegio de los Escolapios y en el Seminario de Génova, donde cursó originalmente sus estudios sacerdotales. A respecto de este último, tomaría la Cátedra de Retórica, en donde Antonio Gianelli impartiría clases alrededor de 10 años. Un decenio, por cierto, que le haría merecedor de importantes reconocimientos. Famosa es su frase en donde procuraría a sus alumnos que: “Sean doctos, si, pero por sobre todo santos”.

Lamentablemente, muy debido a las fatigas que su trabajo impuso, encontraría fecha de defunción en 1846, en Placenza. Su beatificación y canonización demorarían casi un siglo en comenzar. Es beato desde 1925, y santo desde 1951, ambas proclamaciones hechas por Pio XI y Pio XII, respectivamente. Es el padre fundador de importantes congregaciones, como la de las Hijas de María Santísima del Huerto, las cuales figuran entre las más importantes en Latinoamérica.