Noticias cristianas

San Albino de Angers. Santo del día 1 de marzo.


San Albino de Angers. Fue un religioso nacido en Vannes, Francia, en el año 470, cuya celebridad llegó por su destacada labor eclesiástica, participación en el Concilio de Orleans y por haber logrado establecer reglas muy particulares contra el Incesto que era muy común en la época en la cual vivió este santo y destacado cristiano, venerado por la iglesia católica. Es el santo que conmemoramos el 1 de marzo.

san albino de angers

San Albino de Angers, debe su nombre a la condición de haber sido nombrado obispo de la ciudad de Angers al noroeste de Francia. Su vida como clérigo, revistió logros debido a su participación en el Concilio de Orleans en el año 538, donde defendió su postura en contra de las uniones matrimoniales incestuosas.

De Igual modo, la virtud cristiana de la piedad, la bondad y la caridad, se hacían presentes en San Albino de Angers, quien, durante toda su vida eclesiástica, además de practicar la oración, se dedicaba con gran ahínco a la protección y auxilio a los pobres y menesterosos, desarrollando particular piedad hacia las mujeres viudas, con numerosos hijos que alimentar.

san albino de angers

Fue dadivoso San Albino de Angers en recolectar dinero y donaciones para asistir a los mas necesitados e incluso, su bondad, trascendió su empeño en lograr la libertad de muchos esclavos, a quienes consideraba merecedores de compasión y se negaba a aceptar que debiera existir la esclavitud. Fue entonces San Albino de Angers, un extraordinario ser de actitud cristiana ejemplar y por sus milagros con este tipo de curación, es considerado patrono de los niños ciegos.

Con posterioridad a su muerte, ocurrida en Angers, el 1 de marzo del año 550, San Albino fue merecedor de la santidad, al habérsele atribuido innumerables milagros realizados, gracias a su intercesión, destacando la curación de varios enfermos y ciegos así como haber logrado la liberación de varios prisioneros por los cuales San Albino de Angers trató de anteceder, sin éxito, resultando que, durante la noche, el muro de la prisión donde estos se encontraban, se derrumbó de forma milagrosa, permitiendo el escape de los prisioneros.