Noticias cristianas

San Gabriel de la Dolorosa. Santo del día 27 de febrero.


San Gabriel de la Dolorosa. Fue un joven y santo italiano, nacido en Asís, cuya vida fue de ejemplo cristiano, precisamente, por la cantidad de veces que pecó y llegó a arrepentirse, de modo tal que recibiría, además de la gracia de Cristo en su corazón, la santidad que arropó en su etapa final como cristiano y religioso. Es el santo que conmemoramos el 27 de febrero.

san gabriel de la dolorosa

San Gabriel de la Dolorosa, nació en 1838, siendo bautizado como Francisco Possenti. Descendiente de una numerosa familia, quedó huérfano de madre a los 4 años. Su padre, se dedicaba a la profesión de Juez. No faltaron, durante la educación inicial de San Gabriel, las enseñanzas cristianas. Bautizado en la iglesia católica, creció y vivió como cualquier joven de su nivel social, con comodidades y lleno de gustos por la vida mundana, la cual aprovechó en fiestas, bailes, licor y alegría vacía y pasajera.

Esta actividad, lo llevó en tres oportunidades al borde de la muerte, ya que, a pesar de su aparente sanidad, San Gabriel de la Dolorosa, para entonces, el joven Francisco, no gozaba de buena salud.

San Gabriel de la Dolorosa, durante sus años sumido en los placeres mundanos, enfermó en varias ocasiones, pidiendo a Dios que lo recuperara bajo la promesa de ingresar como religioso, pero su inmadurez espiritual. lo llevo a incumplir tal promesa. Resultó que, en 1856, tras ver una procesión de adoración la Santa Virgen María, de la cual era devoto, terminó finalmente por ingresar a la congregación de los Pasionistas, adoptando el nombre de Gabriel de la Dolorosa.

san gabriel de la dolorosa

Pero la salud de San Gabriel desmejoró, cuando una epidemia de peste azotó Italia, cayendo enfermo sin poder, quedando entregado a la paz del señor el 27 de febrero de 1862, a los veinticuatro años. Este santo, nos brindó un ejemplo de adolescencia enteramente comprometida por la gracia de Dios. Se distinguió entre sus compañeros de estudio por una exacta observancia de los deberes de estado y por un culto tiernísimo a la Santísima Virgen, madre de los Dolores.

A su muerte, no cesaron de ocurrir comprobados milagros, especialmente en jóvenes, atribuidos a su cristiana intercesión. El Papa Benedicto XV, lo canonizó en 1920, otorgándole el patronazgo de los jóvenes laicos.