Noticias cristianas

Santa Eulalia de Barcelona. Santo del día 12 de febrero.


Santa Eulalia de Barcelona. Fue una joven cristiana, virgen y mártir, venerada por la iglesia católica, cuya existencia fue en verdad breve, dado que padeció el martirio y la muerte contando solo 14 años. Su lealtad y devoción a Cristo, la consagraron como santa adolescente y una de las patronas de la ciudad de Barcelona en España. Es la santa que conmemoramos el 12 de febrero.

santa eulalia de barcelona

Mencionar a Santa Eulalia de Barcelona, es hacer referencia a una joven, casi una niña, quien, por obra divina e intercesión espiritual, abrazó el cristianismo y decidió entregar su vida a la fe cristiana. Dotada de gran belleza y sabiduría, Santa Eulalia sería un vivo ejemplo de fe y de entrega a las enseñanzas de nuestro señor Jesucristo.

Nacida hacia el año 290 en la región de Barcinio, Hispania, dominada por el Imperio Romano y actual Barcelona y con tan solo 14 años, Santa Eulalia, enfrentó con valentía y decisión, los Decretos Dioclecianos, que ordenaban la persecución de cristianos y enjuiciamiento por adorar a Dios.

santa eulalia de barcelona

Santa Eulalia de Barcelona, entonces decidida a conservar su fe y luchar por ella, decidió presentarse ante Daciano, gobernador de Barcinio, para discutir lo injusto de los decretos. Fue entonces cuando se le realizó una suerte de juicio sumario, durante el cual fue constreñida a abandonar su fe cristiana y adorar a Dioses paganos, petición a la que, esta santa adolescente, se negó, siendo condenada a las torturas más horrendas e inimaginables que haya podido padecer ser humano alguno.

Al momento de su muerte en la hoguera, muchos de los presentes dijeron haber tenido la visión del alma de Santa Eulalia elevarse en forma de paloma y otros, manifestaron presenciar una gran nevada que cubrió el cuerpo inerte de la santa, hasta que, días después, fuera rescatado por cristianos que la adoraban, para darle santa sepultura.

Santa Eulalia, murió a la edad de 14 años, en el año 304, en la misma ciudad que lo vio nacer y comparte, junto con la Virgen de la Mercè, el patronazgo de la ciudad de Barcelona.