Noticias cristianas

San Fructuoso de Tarragona. Santo del día 21 de enero.


San Fructuoso de Tarragona. Fue un obispo, mártir de la iglesia católica, nacido hacia el Siglo III, en la región hispánica dominada por el Imperio Romano. Es considerado como uno de los primeros mártires cristianos de la península Ibérica, muerto en la Hoguera por profesar y mantenerse fiel a su fe cristiana. Es el Santo que conmemoramos el 21 de enero.

san fructuoso

San Fructuoso de Tarragona, era obispo en la ciudad de Tarragona, y junto con los diáconos Eulogio y Augurio, fue víctima de las primeras persecuciones a los cristianos, iniciadas en la región Hispanorromana, hacia el siglo III en tiempo de los emperadores romanos Valeriano y Galieno.

No redunda la historia e iconografía cristiana, en hacer referencia a estos hombres santos que, como San Fructífero de Tarragona, fueron los herederos primigenios de las enseñanzas apostólicas, a partir de nuestro señor Jesucristo, y sus discípulos, que se diseminaron por vastos territorios. La determinación en la fe cristiana de San Fructífero se vio reflejada, cuando fue ordenada su persecución y captura por parte de las autoridades paganas de la época.

San Fructuoso de Tarragona, se encontraba en compañía por dos de sus diáconos, Eulogio y Augurio, también elevados a la santidad junto con Fructífero, cuando el decreto imperial se ejecutó con su captura y encarcelamiento. Poco tardaron los soldados del imperio en trasladarlo ante el pretor, bajo la acusación de ignorar a los dioses paganos y profesar el cristianismo.

san fructuoso

Ante la consabida acusación San Fructuoso de Tarragona transitó con honor y extremada valentía ante semejante juez, aun sabiendo lo que le depararía su declaratoria fe. San Fructuoso, se negó a apostatar y a ofrecer sacrifico a dioses paganos, tanto el como sus diáconos, de modo valiente y decidido se declararon cristianos y creyentes de un único Dios.

Nada tardó la acusación en ordenar para San Fructífero de Tarragona, muerte en la hoguera, en una fecha equivalente al 21 de enero del año 259, quedando plasmado el testimonio de su martirio por los testigos de esta ignominia contra los cristianos, así como en referencias arqueológicas. La ejecución ocurrió en el anfiteatro de Tarragona.

En el año 2014, arqueólogos en la ciudad de Tarragona, hallaron la tumba donde reposaron los restos de San Fructífero.