Noticias cristianas

Santa Ángela de Foligno. Santo del día 4 de enero.


Santa Ángela de Foligno. Es un ejemplo de lo que, una decisión personal de entrega y convencimiento pleno de las enseñanzas cristianas puede obrar en una persona, aún cuando haya llevado una vida alejada de la espiritualidad religiosa. Es la santa que conmemoramos el 4 de enero.

santa ángela de foligno

Santa Ángela de Foligno, nació en la ciudad de Foligno, en la región italiana de Umbría, cerca de Asís, hacia el año 1248. Aun cuando no se encuentran aportados suficientes datos de esta Santa y de su vida, podemos conseguir que se trataba de una mujer de vida corriente, casada y que dio a luz 8 hijos.

La Vida de Santa Ángela, transcurrió durante sus 30 primeros años, de una forma, no tan corriente, como la de cualquier mujer de su época, sino que, por el contrario, fue una vida rodeada de comodidades y propiedades materiales que le permitían una existencia holgada y plena de comodidades e incluso, con propensión a la vida mundana y de cierto despilfarro.

Sin Embargo, nuestra santa tuvo un acercamiento a la espiritualidad, en una ocasión que pudo observar de cerca el altruismo material realizado por un beato de su ciudad, quien logró desprenderse de todos sus bienes materiales y entregarse por entero a la contemplación y a la penitencia.

santa ángela de foligno

Este hecho, conmovió profundamente a Santa Ángela de Foligno, quien, tras haber sufrido una enorme pérdida personal, tanto de su esposo como de sus hijos, optó por desprenderse de todos sus bienes y donar el producto de su venta a la caridad y al cuidado de los más pobres y necesitados.

A partir de su absoluta entrega, Santa Ángela de Foligno experimentó visiones místicas, del Espíritu Santo y la Pasión de Cristo, que dieron fe de su vocación cristiana y de haber alcanzado la perfección espiritual que la llevó a convertirse en Santa, siendo muchos los milagros que se gestaron en torno a su intercesión.

Ángela de Foligno, falleció en el año 1309, siendo canonizada por extensión se su culto litúrgico a la iglesia universal, reconocida por el Papa Francisco en el año 2013.