Noticias cristianas

San Andrés Avelino. Santo del día 10 de noviembre.


San Andrés Avelino. Sacerdote italiano que conmemoramos el día 10 de noviembre como santo de la Iglesia católica. Fue miembro de la Orden de los Clérigos Regulares o teatinos, nacido en Castronuovo en el año 1521.

andrés avelino

Este hombre, tendría un comienzo religioso muy conocido, y es que San Andrés Avelino, fue en un principio, un hombre de leyes, practicante de la abogacía y bastante reconocido. Un día, durante un juicio, San Andrés se atrevió a decir una mentira, pero ese mismo día, justo le tocaría leer la Santa Biblia, donde se topó casualmente con una frase que decía: “Quien por la boca miente, mata el alma”. Esas palabras, bastarían para hacerlo reflexionar profundamente por sus acciones, tomando ese mismo día la decisión de abandonar la abogacía que tanta fama le había traído, y dedicarse a salvar almas, incluso la suya.

Durante su preparación dentro del sacerdocio, San Andrés Avelino mostraría tal compromiso, dedicación, y verdadera pasión cristiana, que para el año 1556, el querido cardenal Escipión Ribiba, no dudaría en entregarle y confiarle la importante tarea de reformar a las religiosas que se encontraban en el convento de San Arcangelo de Baiano. Aquel convento, no tenía la mejor de las famas, y San Andrés no llegó ser bien recibido, y al ver que sus esfuerzos por crear un ambiente cristiano no daban fruto, se vio en la oblicación de suprimir aquel convento. 

andrés avelino

En el año 1608, a la edad de ochenta y ocho años, San Andrés Avelino sufre por un ataque de apoplejía durante la celebración de la Santa Misa, y fallece durante la tarde del 10 de noviembre. Cuando su cuerpo es expuesto en la iglesia de San Pablo, donde acudió una gran multitud a despedirle, muchos arrancaron mechones de cabello del santo, y al arrancarlos sin cuidado, el santo recibiría varias heridas. Pero al día siguiente, la sorpresa de todos los fieles fue que San Andrés comenzaría a manar sangre de sus heridas, y su cadáver, conservaba su calor natural, y durante muchos años, esto ha sido un misterio, pero considerado por muchos fieles un milagro.