Noticias cristianas

San Victorino de Petovia. Santo del día 2 de noviembre.


San Victorino de Petovia. Fue un Obispo de origen griego, que vivió entre los años 250 y 304, considerado como uno de los Padres de la Iglesia Católica. Es el Santo que conmemoramos el 2 de noviembre.

san victorino

Dentro de las festividades cristianas, el 2 de noviembre, en la liturgia católica, está consagrado a fieles difuntos, sin embrago, el santoral establecido para este día refiere a San Victorino de Petovia, nacido probablemente en Grecia, hacia el año 250 de nuestra era y fallecido en el año 304, presumiblemente un 2 de noviembre, martirizado por Diocleciano, en la ciudad eslovena de Ptuj, entonces conocida como Petovia.

San Victorino, fue sacerdote, llegando a consagrarse como Obispo de su ciudad natal, destacando cualidad de Exegeta, persona entregada al estudio análisis y consideraciones profundamente científicas de las sagradas escrituras.

A San Victorino se le atribuyen importantísimas obras de corte científico-religioso, con análisis de gran importancia para la iglesia católica, entre los cuales destacan, sus Comentarios sobre el Apocalipsis de Juan y la semana de la Creación del mundo, obras de extraordinaria erudición y donde toma métodos de transmisión de enseñanzas propias de los padres de la iglesia y pilares de la teología cristiana.

san victorino

De igual modo, se le atribuyen a San Victorino de Petovia, su firme doctrina cristiana y convencimiento en el Milenarismo, teoría basada en la creencia de una segunda venida de Cristo a la Tierra, para reinar por espacio de mil años, antes de su ultimo debate contra el mal y comienzo del juicio final (tesis evocada del apocalipsis de Juan).

Como padre de la Iglesia, San Victorino de Petovia, se destaca por su entrega a la cristiandad y el respeto y seguridad en la predicación y difusión de la Santa palabra de nuestro señor Jesucristo, e tiempos donde tal actividad se castigaba con el martirio y la muerte.

San Victorino de Petovia es representado, generalmente, con su vestidura de obispo, llevando en sus manos una espada y una palma.