Noticias cristianas

San Dionisio de París. Mártir. Santo del día 9 de octubre.


San Dionisio de París. Conocido también como “El Santo sin Cabeza” es el santo que conmemoramos el día 9 de octubre. Fue un religioso francés y primer obispo de París. Muere como mártir durante la persecución cristiana dictada por Diocleciano.

san dionisio de parís

Nacido cerca del año 250 o 270, San Dionisio realiza los estudios necesarios para convertirse en un religioso reconocido y famoso, humilde de corazón, de naturaleza bondadosa, piadosa y compasiva. San Dionisio llegaría a convertirse más adelante, por su dedicación al pueblo y pasión por las leyes de Cristo y la humilde vida cristiana, en obispo de Paris, y sería enviado junto con otros seis cristianos compañeros a Galias, por petición de San Gregorio de Tours.

Viajaría entonces desde Italia hasta Francia con la misión de evangelizar las almas que aún se mantenían lejos del camino de la salvación, y en Francia, logra fundar numerosas iglesias y templos.

Durante esos tiempos, se estarían desencadenando las horribles persecuciones que se daban en contra de los cristianos que se negaban a renunciar a la palabra de Dios y a adorar a los dioses paganos. Es así como San Dionisio quien era abiertamente cristiano y no tenía miedo de anunciar al mundo su amor a la fe y a Dios, es capturado por los soldados romanos.

san dionisio de parís

San Dionisio de París sería condenado a morir decapitado, junto con otros tres compañeros cristianos, y son asesinados en una colina de Paris, llamada en la actualidad Montmartre. Según cuenta la tradición cristiana, luego de ser decapitado, se levantaría con su cabeza bajo el brazo, y caminaría cinco kilómetros hasta encontrarse con una piadosa mujer romana de nombre Cuasulla, que tomó la cabeza de San Dionisio para ponerla entre sus manos e inmediatamente, Dionisio cae muerto a sus pies.

Se dice que el lugar donde se construyó la basílica de saint-Denis, es el mismo donde el santo murió finalmente, y es por eso que la basílica fue fundada en su honor. Este santo es festejado en gran parte de Europa, especialmente en la ciudad de Valencia, España, donde es considerado patrón de los pasteleros valencianos.