Noticias cristianas

Santa Verónica Giuliani. Santo del día 10 de julio.


Santa Verónica Giuliani. Fue una famosa mística italiana, la cual conmemoramos como sata de la Iglesia Católica el día 10 de julio. Perteneció a la conocida Orden de Clarisas Capuchinas, y nace originalmente bajo el nombre de Ursula Giuliani, en Mercatello, Italia.

santa verónica giuliani

De pequeña, era una niña bastante traviesa e impulsiva, pero con el tiempo, iría descubriendo su corazón bondadoso y lleno de piedad. Por esta razón, Santa Verónica Giuliani comienza a sentir una gran pasión hacia la vida religiosa, y expresa a sus padres su deseo de convertirse en monja. A pesar de que su padre intenta hacerla cambiar de opinión.

Su gran dedicación a la oración y crecimiento de su fe, lograrían que el padre de Ursula cambiara de opinión, y es así como en el año 1667, la joven Santa Verónica Giuliani ingresa en el convento capuchino de Cita de Castello, donde termina adoptando el nombre de Verónica. Desde que inicia con su vida religiosa, su devoción a la oración y Pasión de Cristo, irían incrementando.

Según cuenta la tradición, Santa Verónica Giuliani comenzaría a sufrir de dolores en el costado luego de una visión que tuvo de Nuestro Señor Jesucristo en la cruz; y para el año 1693, tuvo otra visión en la que Jesús le daba de probar el cáliz, lo cual ella aceptaría humildemente, y es desde ese momento, que los estigmas de la Pasión comenzarían a hacerse visibles en su cuerpo y alma. Un año después, las marcas de la corona de espinas aparecerían en su frente.

santa verónica giuliani

Luego de la aparición de los estigmas en su cuerpo, su propia abadesa terminaría denunciándola a la Inquisición, por lo que ese año sería bastante fuerte para Santa Verónica, quien tuvo que enfrentarse a severas pruebas y varias humillaciones para comprobar la veracidad de los milagros. La trataron de bruja, intentaron curar sus estigmas, pero todo terminaría en el fracaso.

Las pruebas fueron disminuyendo, hasta el punto en el que para el año de 1716, sería elegida abadesa, y ejercería con dedicación ese cargo hasta su muerte.