Noticias cristianas

San Ladislao I de Hungría. Rey. Santo del día 27 de junio.


San Ladislao I de Hungría. Nace en territorio polaco en el año 1046, después de que su padre hubiera sido forzado a abandonar Hungría. Es el santo que conmemoramos en el día 27 de junio. En su niñez, viviría metido en temas políticos que abundaban en el entorno familiar, y llegaría a tomar el trono de Hungría en el año 1077. Entraría para entonces en guerra con su primo Salmón, quien le negó el trono a San Ladislao.

san ladislao

Según dicta la tradición, en un comienzo, San Ladislao se negaría a ser coronado rey, simplemente deseaba cumplir su misión cristianizadora, principalmente porque su primo Salomón, se encontraba aún con vida, y era para entonces, el rey legítimo. Ladislao decía que él prefería la corona celestial. 

Conocido por su extrema piedad, bondad, además extremo celo por su fe, y buen cristiano y cumplidor de las normas y sus deberes cristianos, San Ladislao se habría despojado desde joven de sus ambiciones personales; venciendo a su primo en batalla y termina por ocupar entonces el trono de Hungría, motivado únicamente por su sentido de la obligación.

Se le recuerda por su política de paz. San Ladislao le tocó soportar ciertas cosas como rey, a pesar de que intentaba mantener paz en su nación, en algunas ocasiones, se vio obligado a enfrentarse en batalla contra las tribus barbáricas que intentaban tomar posesión de su nación. Pero saldría victorioso en todas esas ocasiones, terminando entonces por esforzarse en convertir a aquellos bárbaros, para que conociesen el amor que predicaba Jesús para quienes creían en Él.

san ladislao

Se cree que para la pascua del año de 1095, varios embajadores ingleses, franceses y germánicos, se presentan ante la corte del rey Ladislao I, y le pediría entonces que llevara a sus tropas hacia la primera cruzada que sería convocada por el papa Urbano II, misión que Ladislao acepta con honor, pero al momento de combatir contra los checos, cae repentinamente enfermo, y termina por fallecer sin poder cumplir con su viaje hacia Tierra Santa.