Noticias cristianas

Santo Tomas Moro. Mártir. Santo del día 22 de junio.


Santo Tomas Moro. Considerado patrono de los gobernantes y los políticos, es conmemorado como santo de la Iglesia Católica el día 22 de junio. Nacido en Londres un 7 de febrero del año 1478, su nombre original en inglés sería Thomas More.

santo tomas moro

A la edad de 22 años, Santo Tomas Moro ya sería un reconocido profesor, además de tener el título de doctor en abogacía. Por un tiempo, ingresaría con los monjes cartujos, y luego con los franciscanos, intentando conseguir su verdadera vocación.

Finalmente, Santo Tomas contrae matrimonio y tiene cuatro hijos, convirtiéndose en un excelente ejemplo de padre y esposo, pero aún así, su vocación se enfocaba en otro camino. Es así como Thomas comienza con su verdadera vocación, la cual se encuentra en el gobierno y como autor de libros. 

Santo Tomas Moro fue un hombre noble, amable y extremadamente cariñoso con su familia. Solía visitar a os pobres y necesitados para conocer de primera mano a sus familias. Constantemente, invitaba a su mesa a quienes más necesitaban de una mano.

Llegaría el día en el que el rey Enrique VIII decide divorciarse y vivir con la concubina Ana Bolena, situación que no sería aceptada por el Sumo Pontífice, y por lo tanto, Enrique VIII se declara Jefe Supremo de la religión de la nación, y persigue a todo el que esté en contra de su decisión.

santo tomas moro

Por esta razón, Santo Tomas Moro se opone a todas las decisiones del rey, terminando por perder su cargo, y termina siendo encerrado y enjuiciado por alta traición, permanecería preso en la Torre de Londres durante 15 meses, y finalmente, su último día de vida, le vuelven a pedir que acepte el mandato del rey, a lo que responde: “Ten que obedecer a lo que mi conciencia me manda, y pensar en la salvación de mi alma. Eso es mucho más importante que todo lo que el mundo pueda ofrecer. No acepto esos errores del rey”

Finalmente, es condenado a morir en la madrugada del 6 de julio del año 1535, declarando que moría por ser fiel a la verdadera Iglesia Católica, Apostólica y Romana, hasta que es callado por un hachazo que le cortaría la cabeza.