Noticias cristianas

San Juan Bautista Rossi. Santo del día 23 de mayo.


San Juan Bautista Rossi. Naciendo en el año 1698, San Juan Bautista Rossi sería conocido como un famoso presbítero italiano, además de el santo de la Iglesia Católica que celebramos el día 23 de mayo.

san juan bautista rossi

Cuando tenía a penas 10 años de edad, una pareja de esposos piadosos irían a su humilde pueblo a venerarlo, y pedirían permiso a sus padres para que les autorizaran a llevar a San Juan a su hogar en Génova, para educarlo mejor dentro de la fe, seguros de que era su camino trazado por Dios.

La pareja consigue la autorización de los padres de San Juan Bautista Rossi, y estudiaría en el Colegio Romano, siendo un destacado y aplicado estudiante, el cual se ganaría el respeto y aprecio de tanto profesores como estudiantes. San Juan Bautista Rossi termina ordenándose como sacerdote a la edad de 23 años.

Tiempo después, San Juan Bautista Rossi, luego de haber analizado y estudiado un libro de la fe que le recomendaba realizar fuertes penitencias, él mismo comenzaría a mortificarse el comer, dormir, beber… de maneras tan exageradas que afectaría gravemente su salud, llevándolo incluso a entrar en una depresión nerviosa que le tomó varios meses recuperar.

san juan bautista rossi

Una vez con energía, se da cuenta que la mejor mortificación es aceptar el sufrimiento y el trabajo del día a día, pero permitiéndonos hacer un bien en cada momento de nuestro día, en vez de estarse dañando con mortificaciones que no ayudaban a nadie.

Durante sus primeros años como sacerdote, no se atrevía a confesar, pues no se sentía apto para ofrecer consejo. Hasta que un día, un santo Obispo le propone que lo intente, y a pesar de que San Juan Bautista Rossi tenía miedo, se confió a la voluntad de Dios, descubriendo que era el don que Nuestro Padre le habría obsequiado y al cual se dedicaría de ahora en adelante.

Un 23 de mayo del año 1764, sufre de un ataque al corazón, y abandona este mundo a la edad 66 años. Mucha gente lo estimaba, por lo que su funeral tuvo una multitud que deseaba despedirse del santo.