Noticias cristianas

San Juan de Ávila. Santo del día 10 de mayo.


San Juan de Ávila. Es el santo que celebramos el día 10 de mayo. Conocido como un famoso sacerdote y virtuoso escritor español, nace un 6 de enero del año 1500. Es considerado patrón del clero español y también llegó a ser proclamado como doctor de la iglesia para el año 2012.

san juan de ávila

Nacido en el seno de una familia de costumbres y fe cristianas, darían a San Juan de Ávila la mejor de las formaciones dentro de la fe, enseñándole la importancia de la devoción a Dios, el sacrificio por la fe y el amor al prójimo. Ya desde joven, se le vería practicando largas horas de oración y meditación, además de que solía ser muy bondadoso y caritativo con quienes más lo necesitaban.

Desde sus primeros años como sacerdote, demostró su gran y fluida elocuencia al predicar la sagrada palabra del Señor. Todo el pueblo acudía en numerosas masas a escuchar sus sermones, a cualquier lugar donde el santo fuera a predicar. Se dice que antes de sus increíbles sermones, se preparaba con cuatro oras de oración de rodillas; era tan dedicado a su oración, que muchas veces pasaba la noche entera frente a un crucifijo para encomendar sus predicaciones.

san juan de ávila

San Juan de Ávila pide viajar como misionero a América del sur, pero su amigo, el Arzobispo de Granada, le diría: “Aquí en España hay muchos a quienes evangelizar y misionar. ¡Predique entre nosotros!” y así obedecería el santo, quien predicaría principalmente por Andalucía y por todo el sur de España, consiguiendo numerosas conversiones y la colaboración de muchísimos sacerdotes que se unían a él para ayudarle a confesar y a practicar la catequesis en los niños.

Para el año de 1554, enfermó gravemente, pero seguiría activo durante quince años más, hasta que su enfermedad empeora, y ya para el año de 1569, muere en Montilla, y en medio de su dolor, se le podía oír rezar: Señor mío, crezca el dolor y crezca el amor, que yo me deleito en el padecer por vos”. Era un 10 de mayo de ese mismo año cuando San Juan de Ávila abandonó el mundo terrenal.